76ers aniquilan a Raptors con Embiid encendido

Con una soberbia actuación del camerunés Joel Embiid, quien anotó 31 puntos y capturó 11 rebotes, los Philadelphia 76ers pusieron 2-0 su serie de primera ronda de los playoffs de la NBA ante Toronto Raptors tras vencerlos 112-97.

Además, el entrenador de los Sixers, Doc Rivers, alcanzó su triunfo número 100 en partidos de pos-temporada. El tercer encuentro de esta serie de la Conferencia Este será el miércoles en Toronto.

Escoltaron a Embiid en la ofensiva Tyrese Maxey con 23 tantos, nueve rebotes y ocho asistencias, Tobias Harris con 20 cartones y 10 tablas y James Harden con 14 unidades, seis balones recuperados en la lucha rebotera y seis asistencias.

«Lo tenemos todo. Solo tenemos que ponerlo todo junto en la cancha», dijo Embiid tras la victoria. «Tenemos que seguir jugando como lo hemos estado haciendo. Sabemos lo que tenemos que hacer. Solo tenemos que ejecutarlo».

Embiid se mostraba molesto por las 14 pérdidas de balones de su equipo, pero estaba satisfecho con su juego físico con el que los Sixers superaron en rebotes a los Raptors 41-35.

Añadió que «estos dos últimos juegos hemos sido físicos, rebotando bien el balón, consiguiendo segundas oportunidades. No hicimos un buen trabajo cuidando el balón. Tenemos que hacerlo mejor el próximo partido».

El pívot camerunés, un firme aspirante a ser elegido MVP de la temporada, había tenido otra buena actuación en el primer encuentro sobre todo debajo de los tableros al conseguir 15 rebotes.

Este lunes Toronto se había adelantado 11-2 en el primer cuarto, pero los Sixers tomaron la delantera en el segundo tramo, extendiendo el margen hasta 67-52 en el medio tiempo.

En el tercer parcial, el quinteto canadiense, liderado por 26 puntos del británico O.G. Anunoby y 20 tantos cada uno del también camerunés Pascal Siakam y de Fred VanVleet, recortó su déficit en los minutos finales pero nunca puso en duda la victoria de los Sixers.

Embiid sufrió una lesión en el codo derecho al final del tercer cuarto, pero jugó hasta la conclusión del partido.