Atlanta Hakws decepcionan en su inicio: Más derrotas que victorias.

En Atlanta existe ahora mismo un malestar con respecto al momento que atraviesa el equipo de Baloncesto de la ciudad. Los ‘Halcones de Atlanta’ ostentan nada más ni nada menos que el séptimo puesto en las peores defensas de la NBA. Su récord actual es de 7-9 y la plantilla no se ha visto capaz de revertir la situación.

La plantilla ‘texana’ no atraviesa un gran presente deportivo, y esto se ve reflejado en las estadísticas. El cabecilla defensivo del equipo, Clint Capella, sólo está promediando 1.1 tapones y 11.3 (3.6 ofensivos y 7.7 defensivos) rebotes por partido, prácticamente la mitad de lo que promedió la campaña pasada: 2.0 tapones y 14.3 rebotes (4.7 ofensivos y 9.6 defensivos). A esto también se le suma la estadística negativa de que son el quinteto que más puntos por partido recibe (110.1) en todo el campeonato.

Por el apartado ofensivo, la estrella del equipo, Trae Young, se ha visto afectado por las nuevas normativas. Young solía beneficiarse y usar a su favor el amague y el tirarse hacia los defensores para conseguir faltas, pero ahora con la mayor permisividad de contacto que hay en la cancha, esto ya no le favorece. La temporada pasada el astro promedió 7.7 tiros libres por partido. En esta solo promedia 4.9.

A pesar de los malos números que están hostigando a los ‘Halcones’, no todo está totalmente perdido. Cuentan con una plantilla lo suficientemente talentosa como para confiar en que podrán voltear la situación. Clint Capella aún puede mejorar sus cifras, y Young todavía puede adaptar su juego a las nuevas reglas. Y si logran añadir más intensidad defensiva en su juego, Atlanta Hawks podrían despegar y tener el año de confirmación que todos esperan.