Dinamarca a los cuartos de final de la Eurocopa

Un doblete de Dolberg y los goles de Maehle y Braithwaite clasifican a Dinamarca a los cuartos de final de la Eurocopa,en lo que pudo ser el último partido de Garet Bale con Gales, quien puso empeño en aplazar su despedida, pero tiene al Dios del gol en contra. Empezó con energía y casi adelantó a Gales desde la frontal en un gran inicio de la selección británica, que sorprendió tomando la iniciativa en los primeros minutos.

La ilusión galesa duró media hora. Lo que tardó Dolberg en abrir el marcador en una jugada calcada a la que previamente había fallado Bale. A diferencia del disparo de madridista, el tiro del delantero del Niza desde el borde del área cogió la rosca hacia dentro ante lo que Ward no pudo hacer nada, sólo mejorar la foto con una estirada.

Gales dejó de existir desde ese momento y Dinamarca, hombre por hombre, se creció. Kjaer, Hojbjerg y Maehle están a un nivel superlativo en el torneo y si a ellos se le unen un Braithwaite comprometido, un Christensen entregado y un Delaney que se multiplica, se convierte en un equipo muy difícil de superar.

El equipo de Hjumland se adueño del medio del campo y sentenció el encuentro nada más comenzar la segunda parte. En una contra, Braithwaite se echó una carrera con Davies al espacio y centró al área, donde no encontró rematador pero sí ayudante. Neco Williams despejó mal y dejó el balón en los pies de Dolberg, que fusiló a Ward y completó un doblete que pone en un compromiso a su seleccionador, que tendrá que decidir en el próximo partido. entre él y Poulsen, ayer baja por lesión.

Maehle y Braithwaite, en los minutos finales pusieron la guinda al triunfo con dos tantos que certifican que el lateral es una de las grandes sensaciones del torneo y terminan con la ansiedad del delantero del Barca, al que sus compañeros no pararon de buscar hasta que marcó.

W.HERNÁNDEZ