El VAR coloca a Inglaterra en la final de la Euro 2020

El seleccionado de los tres leones consigue superar la barrera de las semifinales y logran meterse en una final de una Eurocopa por primera vez en su historia y se enfrentarán el día domingo al seleccionado italiano en el Wembley Stadium.

Por otro lado, la dinamita danesa no se la puso nada fácil. A pesar de jugar en casa, los ingleses tuvieron un partido bastante complicado contra una de las revelaciones de la Eurocopa.

Tan complicado se lo puso el seleccionado de Dinamarca, que, a la media hora de partido, Damsgaard anotó el primer tanto del encuentro con un espectacular golazo de falta. Inglaterra trató de despertar y diez minutos más tarde, conseguían empatar el partido gracias a un autogol de Kjaer. En la segunda parte, ambas selecciones no conseguían lograr sus ocasiones y el marcador no se movió hasta los 90’ minutos, tocaba irse a la prórroga.

Ya en el tiempo extra, en la primera parte de la prórroga, un penalti muy polémico sobre Sterling, fue decisivo para el devenir del partido. Los daneses le suplicaban al colegiado que revisaran en el VAR dicha jugada polémica, pero no bastó de nada, porque el VAR también consideraba que era penalti claro. Harry Kane asumía la responsabilidad y aunque fallaba el penalti en primera instancia, en el rechace, conseguía batir a Schmeichel y daba el pase a la final a Inglaterra.

Inglaterra se sintió poderosa e impenetrable, por fin en una final tantos años después, tantas generaciones después, tantos fracasos después. No sin sufrimiento, no sin un guiño del árbitro y del VAR.

LGS/ LOrtega