Golovkin noqueó a un gran Murata en choque de campeones

Gennadiy Golovkin  consiguió unir las coronas del peso medio WBA-IBF tras derrotar a un bravo Ryota Murata.

En el Super Arena de Saitama en Japón), donde ambos buscaban los dos cinturones en versión IBF (Golovkin) y WBA (Murata), se vivió un gran combate con un inicio fantástico del púgil japonés.

Murata salió sin complejos, golpeando con potencia en el cuerpo de su rival y quitándole el centro del ring a Golovkin, un bien tan preciado para el kazajo. Una gran actitud la del púgil local que se hizo acreedor de los tres primeros asaltos.

Golovkin empezaba bien los rounds, pero Murata pasaba a dominar el final con gran confianza, minando la zona abdominal del púgil forastero.

Pero a partir del cuarto asalto, la contundencia de Golovkin se fue imponiendo, remontando la pelea y golpeando con gran potencia. Cada vez hacía más daño el campeón IBF y Murata iba perdiendo fuerzas debido al castigo acumulado.

En el octavo asalto se notaba que Golovkin ya se mantenía en lo más alto y Murata comenzaba a tambalearse ante los impactos recibidos. Fue en el noveno cuando Golovkin casi hace parar el combate al árbitro con Murata cerca de las cuerdas, increíblemente Murata se recuperó y cuando mejor estaba, una mortífera mano de Golovkin acabó con el KOT de Murata coincidiendo la parada arbitral con el vuelo de toalla de la esquina japonesa.

LSG/ACabarcas