Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán los más inusuales a causa del covid-19.

A tan solo 4 días del inicio de los Juegos Olímpicos la capital registra su máximo de contagios desde enero, lo que ocasiona que sea vetada la presencia de los espectadores y cambiarán por completo la imposición de medallas, siendo ahora los mismos deportistas quienes se las pondrán.

El pasado jueves el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, declaró el estado de emergencia en el área de Tokio que será vigente hasta el 22 de agosto, coincidiendo así con los Juegos Olímpicos. Después de ese anuncio los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio decidieron celebrar el evento sin espectadores, dejando en el olvido la idea inicial de permitir al menos 10.000 espectadores en los estadios.

Y con esa declaración también se obligó a crear un protocolo sanitario estricto,  donde la ceremonia de entrega de medallas sufrirá un cambio en la tradición olímpica. Si bien antes una autoridad asignada era quien imponía la medalla en el cuello del deportista, ahora estas serán entregadas en una bandera de donde el mismo deportista la recogerá para ponérsela. Tampoco habrá abrazos ni apretones de manos, además de que estarán obligados a llevar mascarillas.

Además de eso, la inauguración planificada para este viernes 23 contará con invitados de calidad VIP  que pueden ser menos de un millar. No han dado la cifra exacta y tampoco quienes estarán, pero se conoce que estará presente en el estadio el emperador de Japón, Naruhito, para declarar inaugurados los Juegos de la XXXII Olimpiada, también entre los invitados esta la primera dama estadounidense, Jill Biden.

Unas olimpiadas atípicas, pero sin duda esperadas por todo el mundo luego de su aplazamiento por el covid-19. Unas semanas de emociones y esperanzas donde deportista de todas las naciones lucharan por llevarse una medalla a casa.

LGS/ADN