Leclerc estrenará un nuevo motor en Austin

El piloto monegasco Charles Leclerc debutará con un nuevo motor de combustión interna este próximo domingo 23 de octubre en el Gran Premio de los Estados Unidos, asumiendo consecuentemente una sanción de, como mínimo, cinco posiciones en parrilla.

Leclerc se verá obligado a sancionar por tercera vez esta temporada para este fin de semana en Austin, sin embargo, por ser este circuito uno de los mejores para penalizar por las facilidades qué hay para adelantar, Charles cuenta con óptimas posibilidades para recuperar terreno.

Ferrari no quiere desaprovechar esta oportunidad para así, ir introduciendo nuevas actualizaciones pensadas para 2023 e ir realizando paulatinamente pruebas en pista. Dichos reajustes estarán enfocados principalmente hacia la fiabilidad, punto en el que Ferrari no ha demostrado eficiencia este año, y que inclusive, le ha traído problemas a Leclerc tanto en España como en Azerbaiyán, cuando se encontraba liderando la carrera.

Con este nuevo elemento en el coche del número 16, Ferrari podrá poner nuevamente su motor a máxima potencia, puesto que en las últimas carreras ha tenido que llevar un motor más conservador debido a los mencionados problemas de fiabilidad; dándole así la oportunidad al piloto de culminar esta temporada sin miedo a una posible rotura.

Esta sanción convirtió a Carlos Sainz en el principal referente de Ferrari en Austin, ya que al no cambiar el motor de su vehículo, es el único que puede optar a luchar por la Pole. Si el F1-75 va bien, no se puede descartar una rápida remontada de Leclerc, pero este sábado será el madrileño quién busque la primera plaza de salida el domingo.

LGS/ Ylarimar Gómez