Terance Mann rompió el maleficio y cambió la historia de los Clippers

Los Angeles Clippers llegan a finales de conferencia por primera vez luego de 51 años de mala suerte. A pesar de que sus esperanzas estaban depositadas en Paul George, una estrella inesperada tomó el protagonismo del encuentro. Terance Mann se convirtió en el héroe histórico de los Clippers, metiendo a los angelinos en las finales del oeste por primera vez desde su creación.

Mann creció en Lowell, Massachusetts, lugar donde su madre, Daynia La-Force, lo moldeó para aprender sobre el baloncesto y todos sus secretos con una pequeña pizarra donde dibujaba cruces y líneas. La pasión de Mann por el baloncesto ha sido una constante toda su vida, demostrando que su sitio en la NBA no debe ser tomado a la ligera.

El escolta, nacido el 18 de octubre de 1996 en Brooklyn, New York, a temprana edad comenzó a atraer la atención de diferentes locales gracias al liderato de su equipo en el Tilton School de New Hampsire, llevándolos al campeonato estatal con un promedio de 23 puntos y 8 rebotes por partido. Estos números significaron el inicio de su carrera, valiéndose de ofertas en Indiana, Boston College, Iowa, Maryland, Florida y West Virginia. Mann evaluó sus opciones, sin embargo, desechó cada una de ellas para formar parte de Florida State.

Sus primeros años estuvieron repletos de obstáculos; sin casi, protagonismo salió del banquillo por detrás de Malik Baesley y Dwayne Bacon, quienes hoy en día forman parte de la NBA. En su segundo año consiguió y asumió la capitanía de los Seminoles de la Universidad Estatal de Florida, donde jugó 4 temporadas en las que promedió 7,4 puntos, 5,1 rebotes y 1,9 asistencias por partido hasta que una lesión muscular complicó su participación en la temporada.

Mann consiguió hacerse con posibilidades en un draft un tanto complicado, siendo los Clippers y Doc Rivers, exjugador de NBA, quienes le dieron la oportunidad a Mann, trayéndolo a la actualidad que todos conocemos, donde Terance Mann ya se ha convertido en una pieza fija en el equipo, promediando 7 puntos y 3,6 rebotes en casi 19 minutos por partido en esta temporada.


NBA/lgs/AZarramera