Verstappen y Red Bull ratifican candidatura al título

La carrera en Paul Ricard, Francia, prometía una gran batalla entre el siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton, y el irreverente y ambicioso, Max Verstappen. El día de ayer en la clasificación dieron una muestra de ello. Durante las tres tandas de clasificación, el liderato de la misma pasaba de las manos de Lewis a las de Max todo el tiempo, pocas veces hombres como Valtteri Bottas o Sergio Pérez podían marcar el mejor tiempo.

Este domingo aparecía en primera plaza el neerlandés, quien al final se quedó con el mejor registro el día anterior, en segunda y tercera posición aparecían las dos flechas negras de Mercedes con Hamilton y Bottas respectivamente, y un Sergio Pérez en cuarta colocación a la expectativa de lo que pudiera ocurrir adelante.

Una vez que se apagaron los semáforos, el británico salió disparado a la caza del joven piloto de Red Bull y ese arranque le rindió sus frutos al final de la primera curva cuando Max se equivocó en la misma y no pudo frenar a tiempo, se salió de la pista y cuando volvió a ingresar ya era el segundo en la carrera. Valteri no pudo capitalizar, así como su compañero, ese error, por lo que tuvo que mantenerse en la tercera colocación soportando el embate de un Sergio «Checo» Pérez que iba a por todo.

La carrera fue frenética en un circuito que tenía cierta fama de ser somnífero. Se demuestra que, como en la alta montaña del Tour de Francia, no importa tanto la rampa como la velocidad a la que se sube. Verstappen paró en la vuelta 19, una antes que Hamilton, y se aprovechó de un efecto ‘undercut’ amplificado por la altísima degradación que el asfalto ejercía sobre los neumáticos usados. Max era el líder virtual (Checo aún no había parado y estaba delante) y tuvo que contener las ofensivas del inglés que aguantó a menos de un segundo durante varios pasos por la meta. Incluso Bottas rozaba los escapes de Lewis, era una lucha sin cuartel a tres bandas.

Cuando el inglés cedió unos metros y parecía que se adormecería la pelea, Red Bull le ordenó a Max parar el coche para hacer un segundo cambio de neumáticos con 20 vueltas por delante. Cedieron el liderato a cambio de mover ficha primero y con eso dejaron fuera del juego a Mercedes, a quienes sólo les quedaba esperar con ruedas viejas. “Por qué c… no me escuchabais cuando os dije que era a dos paradas”, clamó Bottas por radio instantes después de que Verstappen le pasara por fuera en la salida de la chicane.

Luego del sobrepaso al finlandés, el de los Países Bajos continúo con su ritmo arrollador para ir descontándole de a un segundo o más por vuelta a Hamilton, quien estaba resistiendo con los pocos neumáticos que le quedaban. A falta de tan solo dos vueltas para finalizar, Max pudo alcanzarlo y gracias al DRS pudo rebasar, como si estuviera parado, al británico y llevarse su tercera victoria en la temporada. El podio lo completaron el propio Hamilton y Checo Pérez.

Valtteri tuvo que conformarse con la cuarta posición. Los pilotos de McLaren tuvieron un excelente rendimiento llegando en 5ta y 6ta colocación, Norris y Ricciardo respectivamente; Gasly obtuvo el 7mo lugar seguido por el Alphine de Alonso y los Aston Martin de Vettel y Stroll para completar los diez primeros.

As/lgs/JBalseiro y DBlanco

Scroll to Top